No podemos dejar que se “coman el elefante a pedacitos”

Columna de opinión de Orlando Rojas PérezPor Orlando Rojas Pérez desde Hannover Alemania – Ayer Evaluamos conoció dos importantes documentos, primero el resumen de los puntos que el Sindicato de Trabajadores Profesionales de EPM –ASINPRO- había preparado y segundo el comunicado oficial de ellos mismos sobre la potencial fusión de Une con Millicom. Los cuales publicamos a continuación en orden cronológico invertido.
 
 
Segundo documento - Información de ASINPRO sobre el derecho de petición interpuesto ante el Consejo de Medellín:
 
 
 
No podemos dejar que se “coman el elefante a pedacitos”
Derecho de petición sobre fusión UNE - Millicom
 
Con la radicación en el Concejo de Medellín del proyecto de Acuerdo para transformar y modificar la composición accionaria de UNE, que seguimos considerando desde SINPRO como una decisión precipitada y en contravía de la preservación del capital estatal como bien público de la ciudadanía, se van despejando dudas en torno a las verdaderas intenciones de la administración (léase Alcaldía de Medellín), de ir “comiéndose el elefante” a pedacitos. Ya fueron por Colombia Móvil, el turno le corresponde ahora a UNE ¿Y después qué sigue?
 
Desde que se conoció a finales de enero de 2013 de la intención oficial de la fusión, SINPRO ha venido trabajando con sus Delegados, con calificados ex miembros de la empresa, con expertos en temas jurídicos, tecnológicos y con amplio conocimiento de la historia de la alianza UNE – ETB – Millicom (Colombia Móvil) y con otras organizaciones, buscando respuestas a esta acción de la administración municipal, que como indicamos en comunicación anterior, deja más dudas que certezas, y que no han sido despejadas en los “conversatorios” de la administración con los trabajadores de UNE y EPM, donde solo han dejado ver un lado, el de la “fusión con Millicom” como “única salida”.
 
Se muestra a UNE como una empresa con dificultades financieras y sin futuro, a través de modificaciones contables en políticas de depreciaciones y amortizaciones, que impactan directamente el estado de resultados, arrojando pérdidas por 203.213 millones de pesos. Así mismo, se muestra la incursión en el mundo móvil como el único elemento de futuro para UNE, y para ello, un salvador, también único: Millicom.
 
¿Intencionalmente se buscan “resultados” como preámbulo a la valoración de una banca de inversión? ¿Millicom estará sobrevalorando a Colombia Móvil para acercar la fusión? ¿Esta es la primera fase para diluir el capital estatal y que éste quede en manos privadas?
 
Las últimas movidas dan cuenta del nombramiento en las dos empresas, EPM y UNE, de expertos en fusiones, adquisiciones, venta de activos y atracción de inversión extranjera, mientras desde varios frentes trabajamos aportando elementos para coadyuvar a enderezar el rumbo del Grupo Empresarial EPM, especialmente de UNE, creyendo ingenuamente, que se cuenta con líderes en el cuidado de los bienes estatales.
 
Por ello, y con el fin de conocer la verdad que se esconde detrás de esta “fusión” (se pide autorización al Concejo para la cesión de la administración, gestión u operación del negocio) y de garantizar un efectivo control social a las acciones adelantadas en el marco de las “Alianza Público – Privadas” del Plan de Desarrollo de Medellín, orientadas al logro de los objetivos definidos en éste y la prevalencia del interés general sobre el particular, SINPRO elevó un derecho de petición al Gerente General de EPM, compuesto por 17 preguntas.
 
Del derecho de petición se enviaron copias al Alcalde de Medellín, al Presidente de UNE, a los miembros de la Junta Directiva de EPM, a los Concejales de Medellín, al Contralor de Medellín, al Procurador General de la Nación y a la Contralora General de la República.
 
Las 17 preguntas del derecho de petición giran en torno a la legalidad de la decisión, el debido proceso, la información, asuntos de tecnología, el talento humano, la transparencia y los beneficios de esta “fusión”.
 
Las preguntas del derecho de petición
1.         ¿En qué sesión de la Junta Directiva de EPM fue discutido el punto referente a la fusión de UNE con la firma Millicom, qué información fue puesta a consideración de los integrantes de la Junta y cuáles fueron sus recomendaciones al respecto?
2.         ¿Cuál fue el proceso seguido para seleccionar un aliado estratégico para UNE y cuáles fueron los criterios tenidos en cuenta para su selección?
3.         ¿Cuál es el documento elaborado por la administración de la empresa que respalda la decisión de seleccionar a Millicom cómo aliado estratégico en términos técnicos y financieros, y cuáles fueron sus recomendaciones?
4.         ¿Por qué al proceso de fusión entre UNE y Millicom se da un tratamiento de “confidencial” cuando está en juego capital estatal?
5.         Si se trata de una alianza gana- gana ¿Por qué se está haciendo un proceso de la “Debida Diligencia” en una sola vía (Millicon indaga hasta el mínimo detalle de UNE, mientas que UNE no indaga nada al respecto de Millicom)?
6.         ¿Cuáles son las ventajas tecnológicas de Millicom como aliado estratégico y qué evidencias se tienen de su eficiencia para llegar a la conclusión de que es el mejor aliado estratégico para UNE?
7.         ¿Cuál es la fortaleza y la experiencia que tiene Millicom en el mundo fijo de las TIC y cuál su fortaleza y experiencia en la convergencia fijo – móvil? ¿Con qué hechos y datos concretos pueden demostrarse dichas fortalezas?
8.         ¿Con cuáles bandas de espectro cuenta Millicom en Colombia y cuáles son las ventajas y desventajas de cada banda para el negocio de UNE?
9.         De darse la alianza o fusión ¿Cómo mitigará EPM el impacto que ello tenga sobre el personal de UNE? ¿Cuáles serán sus acciones de Responsabilidad Social Empresarial al respecto?
10.       ¿Cómo se verán afectados los programas de interés social del Municipio de Medellín (Ruta N, Ártica, Emprendimiento, Clúster TIC, cobertura de colegios y escuelas) y de UNE (Proyectos con el Ministerio de Defensa, Telemedicina y Teleasistencia) los cuáles se hacen directamente desde la operación de UNE?
11.       ¿Cuánto dinero recibió EPM o su filial UNE, por la transacción que se hizo con Millicom para que esta empresa asumiera el control de Colombia Móvil?
12.       ¿Cuánto dinero pagó Millicom por tener el control de Colombia Móvil?
13.       ¿Cuánto dinero ha recibido EPM o UNE, año por año, desde 2006, de su inversión en Colombia Móvil?
14.       ¿Cuánto dinero adeuda Millicom a EPM o a UNE desde cuándo y cuál es la tasa de interés de dicha deuda?
15.       ¿En qué acciones estratégicas ha apoyado Millicom a UNE, su socio en Colombia Móvil?
16.       ¿Cuántas personas salieron de Colombia Móvil cuando Millicom tomó el control de la empresa?
17.       ¿Cuáles son los programas de inversión social de Colombia Móvil en el país?
 
Además de estas preguntas incluidas en el derecho de petición, existen muchos más interrogantes que hemos recibido desde diferentes fuentes, las cuales incluimos para llevar a los debates en torno a este tema en el Concejo de Medellín, de las cuales extractamos algunas:
 
•           ¿Cómo se va a garantizar la continuidad de los acuerdos convencionales de los trabajadores de UNE, si se piensa en hacer una nueva empresa?
•           ¿El tema de sustitución patronal se dejará en el documento de acuerdo como una cláusula a cumplir?
•           ¿Cómo va a ser la “venta” del patrimonio de los medellinenses? Pues cuándo se vende a crédito eterno y sin financiación no es una venta sino un obsequio, como pasó en el caso de Colombia Móvil. Entonces ¿Millicon pagará al contado? ¿Pagará el control de la compañía?
 
Finalmente hacemos un llamado a todos los trabajadores de UNE y de EPM a trabajar unidos por la defensa del capital estatal como bien público de la ciudadanía, y a no dejar que el elefante se lo coman a pedacitos”.
 
 
Primer documento - Puntos que algunos profesionales del Sindicato de Trabajadores Profesionales de EPM –ASINPRO- preparó y que fue el documento base del derecho de petición:
 
Nota del Editor: La idea de Evaluamos en un principio fue publicar un resumen de este documento, pero al revisar su contenido y también el contenido del derecho de petición, consideramos que era importante publicarlo en su totalidad, para entregar una completa información a nuestros lectores que con seguridad se encuentran muy interesados en este candente tema que vísperas de la subasta de espectro 4G se convierte en un participante estabilizador o desestabilizador de la misma subasta. Recordemos lo ya publicado por Evaluamos: en el momento en que Une tuviera que vender o devolver –caso muy poco probable-  espectro de la banda de 2.500 MHz, Une se convertiría en un supuesto subastador de espectro, que no requiere comprar y sustituir equipos para las Fuerzas Militares, ni entregar tabletas y conexiones. Por estas razones decidimos publicar el documento completo.  n participante estabilizador o desestabilizador de la misma subastanido y   
 
Un grupo de ex funcionarios y pensionados del grupo empresarial EPM solemos reunirnos mensualmente para analizar, entre otros, temas que tienen que ver con la actualidad de la organización a la cual servimos durante nuestra vida laboral. Uno de esos temas es por supuesto la situación de UNE y la propuesta de fusión UNE TIGO sometida a consideración del Concejo Municipal. Por delegación del grupo, la elaboración del presente documento estuvo a cargo de Maria Isabel Vanegas; Luis Fernando Múnera ; Gabriel Jaime Ramirez; Juan Gonzalo Lopera y Francisco L Valderrama, pero el mismo recoge opiniones, comentarios e interrogantes que desde finales del año 2012, en varias sesiones de trabajo, hemos venido analizando alrededor de la situación de UNE. Además de los mencionados, de este grupo hacen parte, entre otros: Luis Guillermo Gómez; Alonso Palacios; Jorge Juan Vásquez; Hernán Darío Ramírez; Orlando Sánchez; Gabriel Torres; Horacio Guisao; Jaime Vargas; Carmenza Vanegas; Francisco J Vargas; Jorge Agudelo; Walter Múnera; Daniel Velásquez; Edilberto Montoya; Jairo Humberto Lopez; Víctor Uribe; Sergio Arboleda; Gustavo Rendón; Alicia Calderón; Yomaira Giraldo; Álvaro Duque.
 
Entendemos que la intención del señor Alcalde Municipal es conformar una sociedad a la cual concurrirían EPM con su filial UNE, y Millicom con su empresa TIGO, con el fin de prestar servicios de telecomunicaciones móviles y fijos en forma integrada. UNE es una empresa surgida de EPM, con capital 100% público y TIGO es una compañía en la cual Millicom es dueña de 50% más una acción. El restante porcentaje, a partes iguales, pertenece a la misma UNE y a la ETB.
Con la salvedad de que no conocemos en forma precisa el alcance de la propuesta, nos permitimos formular al final de este documento una serie de inquietudes que surgen del conocimiento de la entidad como ex funcionarios de EPM y de UNE y también, sobre todo, de nuestra preocupación como ciudadanos, como usuarios y como dueños de la entidad, en la medida que estamos ante una empresa pública que ha sido y es modelo en la prestación de los servicios de energía, gas, acueducto, alcantarillado y telecomunicación, en forma directa este último hasta el 30 de junio de 2006 y luego desde la entidad escindida UNE. La respuesta a estos interrogantes seguramente dará luces en el análisis del tema y permitirá a todos los actores involucrados en la trascendental decisión intervenir en forma documentada en su discusión. Hacemos votos porque uno de esos actores sea la propia comunidad. Nuestras inquietudes están formuladas en segmentos para facilitar su entendimiento:
1.         Preguntas asociadas a la situación actual de UNE
2.         Preguntas asociadas a otras posibles opciones empresariales
3.         Preguntas asociadas a la selección de Millicom como socio
4.         Preguntas asociadas al estado actual de Colombia Móvil (TIGO)
5.         Preguntas asociadas al comportamiento de MILLICOM como socio de UNE y de ETB
6.         Preguntas asociadas a los efectos de la integración propuesta
7.         Preguntas asociadas a la tecnología 4G
8.         Preguntas asociadas manejo y futuro de los trabajadores actuales de UNE
 
El punto de partida para hacer estas reflexiones es nuestra seguridad de que el direccionamiento estratégico de EPM gira alrededor de la comunidad como dueña real de la entidad y que uno de sus grupos de interés es el Municipio de Medellín, como lo son los trabajadores, proveedores, entre otros. Es importante hacer esta precisión porque suele ocurrir que las entidades públicas pierdan de vista que son propiedad de la ciudadanía y confundan su orientación estratégica en el sentido de considerar dueño al ente territorial, en cabeza de la autoridad administrativa de turno. Por esa vía se han descuadernado muchas entidades públicas en Colombia, que como consecuencia de ese débil entendimiento de la propiedad pública, terminan convertidas en instituciones cortoplacistas, sin sentido de la trascendencia de su fundamental papel en la sociedad. Y justamente por entender y respetar que su dueña es la comunidad, a la cual se debe y en torno de la cual orienta su acción empresarial, es que EPM conserva un hilo conductor que la ha defendido de las coyunturas políticas derivadas de los procesos electorales.
La primera reflexión es la necesidad de un estudio integral, profundo y serio de otras posibles alternativas empresariales para UNE, diferentes a la presentada, así como la evaluación rigurosa de la viabilidad de las diferentes opciones resultantes. La cultura de EPM se ha construido sobre la base de que los análisis y estudios preceden a las conclusiones y son determinantes a la hora de adoptarlas. Ignorar este concepto condujo por ejemplo a la deplorable decisión de adquirir ORBITEL, con las consecuencias que hoy conocemos.
 
Sabemos que la situación actual de UNE es heredada y que es obligación de sus administradores proponer soluciones. La mirada retrospectiva es asunto de otras instancias e instituciones. La primera solución, el primer propósito tiene que ser, en consecuencia, rescatar la entidad, administrarla con respeto por los dueños y hacerla eficiente y rentable tanto económica como socialmente. Salir precipitadamente a venderla, so pretexto de las dificultades actuales, parece una salida facilista, máxime si se tiene en cuenta que la entidad es rescatable, tiene un flujo de caja positivo y tiene fortalezas evidentes en los servicios de TV, Internet, Acceso de banda ancha, incluso en servicio móviles de cuarta generación y en la misma telefonía, que todavía reporta un significativo volumen de ingresos.
 
Los sucesivos intentos de EPM de incursionar en servicios móviles han tenido consecuencias lamentables. Son varios pero para simplificar la comprensión del tema, mencionamos solo algunos que se deben tener en cuenta en los actuales momentos, cuando al parecer estamos frente a un nuevo intento en este frente. Hubo la experiencia de Colombia Móvil, (hoy TIGO) entidad en la cual se invirtieron cuantiosos recursos para finalmente terminar dejando la empresa en manos de un tercero, justamente Millicom, con el cual ahora se pretende la nueva sociedad. Por una suma muy baja, que en algún momento tendría que ser motivo de evaluación, sino fiscal si al menos social, se entregó el control de la sociedad, 50% más una acción, a Millicom, quedando EPM y ETB con la participación restante, pero con muy pocas posibilidades de derivar beneficios de esa participación.
 
Hubo otro intento de incursionar en movilidad, esta vez en cabeza de ORBITEL, a través de la tecnología Wimax. El fracaso de este nuevo intento fue rotundo y explica la situación actual de UNE a la cual la nueva administración le busca salida. Bajo el supuesto de que se trataba de un excelente negocio, EPM adquirió a ORBITEL por 85 millones de dólares, suma entonces y todavía cuestionada. Se hizo cargo de su deuda, del orden de 100 millones de dólares. Se pagó una suma importante (150 millones de dólares) por la licencia de larga distancia, con el agravante que ORBITEL decidió amortizar la licencia en 20 años en vez de 10 como inicialmente estaba previsto, lo que permitió mostrar resultados positivos aparentes que no se compadecían con la realidad del negocio. Se adquirieron equipos costosos (del orden de 80 millones de dólares) para operar el Wimax, los mismos que hoy están arrinconados y en desuso. Se incrementó la planta de personal en una forma desproporcionada, con las implicaciones que hoy se observan en los resultados de UNE. Esta es una enumeración breve de algunas de las consecuencias de este intento adicional, fracasado, de incursionar en movilidad. Una de las implicaciones, seguramente no deseada, de la propuesta que hoy se somete a consideración del Concejo municipal, es que podría conducir a sepultar en el olvido estos episodios deplorables en la vida institucional de EPM y de UNE, ante la cual los organismos de control han mantenido un inexplicable silencio.
 
En la actualidad UNE desarrolla un proyecto de envergadura en tecnología 4G, de amplia y profusa difusión, también para incursionar en movilidad. Si nos atenemos a las declaraciones del señor Presidente de UNE sobre la posibilidad de intervenir, con la posible nueva compañía a conformar, en la subasta que próximamente se realizará para asignar nuevo espectro, se nos genera un serio interrogante dado que cuestiona la estrategia que determinó la incursión de UNE en la tecnología 4G, alrededor de la cual se ha venido impulsando con acierto la imagen y futuro de UNE. Si hoy se tiene la banda de 2500 MHz, no se entiende por qué ese quiera participar en otra banda diferente porque ello implicaría devolver la banda asignada con la cual se desarrolla hoy el proyecto, para el cual se han invertido cuantiosos recursos.
 
Por lo que podemos deducir de la propuesta de integración UNE TIGO estamos entonces ante un nuevo intento a incursionar en movilidad. Si ya existe Colombia Móvil como un vehículo empresarial para ello, consideramos que debemos utilizar esa opción sin necesidad de comprometer la propiedad pública ni las otras líneas de negocio de UNE. El reto de la actual administración de UNE debe contraerse a hacer eficientes esas otras líneas de negocio y dejar en Colombia Móvil la movilidad. Justamente para eso se conformó Colombia Móvil (TIGO). De otro lado, la regulación actual propicia la operación móvil virtual, de manera que no se entiende para que se quiere participar en la propiedad del operador móvil más allá de lo que hoy existe, siendo absolutamente claro que al perder el control de la compañía resultante, la propiedad de EPM y de ETB se vuelve insignificante.
 
Tenemos otro motivo de preocupación: De materializarse la vinculación de MIC como socio estratégico de UNE y conociendo sus antecedentes en Colombia Móvil, en donde propició el retiro masivo de trabajadores, nos preguntamos qué tiene previsto EPM para mitigar los efectos de la segura política de retiro masivo de trabajadores, la cual afectará en forma directa e indirecta a miles de familias con domicilio en Medellín, Antioquia y otras zonas del país. 
 
Una invitación respetuosa a todos los actores involucrados en el tema. No hay ninguna razón de fondo para la urgencia con que se quiere presionar la toma de una decisión tan trascendental. Lo ocurrido en procesos anteriores, documentado en forma sucinta atrás, debería ser una lección aprendida. Por haber actuado sin sindéresis y ponderación, por no consultar, por no escuchar, por decidir desde el poder y no desde el conocimiento, estamos como estamos. No se puede confundir rapidez con ligereza.
 
Si UNE quiere incorporar la movilidad en su portafolio o aprovechar la plataforma de movilidad en este ambiente de convergencia tecnológica, tiene a la mano las alianzas estratégicas comerciales, sin comprometer su capital. Esta es una opción atractiva si esa unión le garantiza un crecimiento rentable económica y socialmente, a cambio de compartir el mercado colombiano. Lo que UNE requiere es concentrar su acción empresarial en hacer eficientes sus actuales líneas de negocio y aprovechar la oportunidad para hacer alianzas en materia de movilidad, que es el campo donde parece aceptar su debilidad institucional. En otras palabras, defender el patrimonio que le ha sido entregado EN CUSTODIA por sus verdaderos dueños, como son los ciudadanos de Medellín y toda su área de influencia.
 
Con el mayor respeto, nos permitimos expresar nuestra profunda preocupación por la propuesta presentada a consideración del Concejo Municipal, la cual, a nuestro entender, es la peor de las opciones posibles, por cuanto termina entregando el control de UNE por la mitad de su valor, que fue exactamente lo ocurrido con Colombia Móvil(hoy TIGO).
 
Nuestras inquietudes e interrogantes se relacionan a continuación:
 
1.         PREGUNTAS ASOCIADAS AL ESTADO ACTUAL DE UNE:
1.1       ¿Cuál es la verdadera situación actual de UNE?
1.2       ¿Existen dificultades financieras en UNE? Si las hay, ¿Cuál es el motivo de esas dificultades?
1.3       ¿Por qué se llegó a tal situación?
1.4       ¿Quién o quiénes son los responsables directos de las decisiones y/o de la gestión administrativa que ha incidido en el estado actual de UNE?
1.5       ¿Ha previsto EPM hacer una denuncia ante las autoridades competentes acerca del estado en que se recibió a UNE?
1.6       ¿Cómo se explica el cambio a nivel corporativo del reflejo de los hechos financieros y contables de la compañía, circunstancia que ha incidido negativamente en el resultado de los últimos 2 ejercicios sociales?
 
 
2.         PREGUNTAS ASOCIADAS A OTRAS POSIBLES OPCIONES EMPRESARIALES PARA UNE:
 
2.1       ¿Se ha hecho un análisis integral, profundo y serio de otras posibles alternativas empresariales para UNE, diferentes a la fusión con Colombia Móvil (TIGO) que se presenta como propuesta?
2.2       De existir tal análisis ¿Se ha explorado en la práctica la viabilidad de las diferentes opciones resultantes? ¿Cuáles son las ventajas y las desventajas de cada una?
2.3       Si ya existe Colombia Móvil como un vehículo empresarial para participar en movilidad, ¿Por qué no se utiliza esa opción sin necesidad de comprometer la propiedad pública ni las otras líneas de negocio de UNE? ¿No debería la administración de UNE concentrarse en hacer eficientes esas otras líneas de negocio y dejar en Colombia Móvil la movilidad?
 
2.4       La regulación actual propicia la operación móvil virtual. ¿Para qué se quiere participar en la propiedad del operador móvil más allá de lo que hoy existe, siendo absolutamente claro que al perder el control de la compañía resultante, la propiedad se vuelve insignificante?
 
 
3.         PREGUNTAS ASOCIADAS A LA SELECCIÓN DE MILLICOM INTERNATIONAL CELLULAR S.A. (MIC) COMO SOCIO ESTRATÉGICO DE UNE:
 
3.1       ¿Qué piensa la comunidad de Medellín frente a la opción empresarial propuesta para UNE?
3.2       ¿Por qué no se le consulta en forma directa?
3.3       Teniendo en cuenta lo sucedido con Telecom, ¿Por qué no se hace un proceso de selección público y formal del posible socio estratégico de UNE?
3.4       ¿Respeta esta propuesta la normatividad jurídica y los lineamientos, criterios y políticas señalados en el artículo 209 de la Constitución Política, en las leyes 142 de 1994 y 222 de 1995 y en el Acuerdo 45 de 2005 expedido por el Concejo de Medellín (acuerdo de escisión)mediante el cual se exigía que la entidad escindida siguiera siendo pública?
3.5       ¿Cuál es la razón de ligar la participación en la subasta de espectro a que ya se haya formalizado la eventual fusión siendo que no hay nada que impida hoy a Colombia Móvil o al mismo UNE participar separadamente?
 
 
4.         PREGUNTAS ASOCIADAS AL ESTADO ACTUAL DE COLOMBIA MÓVIL:
 
4.1       ¿Cuál es el estado actual de Colombia Móvil?
4.2       ¿Qué injerencia tienen hoy en Colombia Móvil los socios fundadores (EPM, hoy UNE, y ETB)?
4.3       ¿Cuántos dividendos han percibido EPM y/o UNE de su participación accionaria en Colombia Móvil?
4.4       ¿Cuál fue el monto de la inversión total en el capital de Colombia Móvil realizado por EPM y ETB y cuál es el valor actual de la misma?
Cuánto recibió EPM por ceder a MIC un porcentaje de su propiedad accionaria (pasar del 50% al 24.99%) en Colombia Móvil?
4.5       ¿Cómo es la composición de la junta directiva de Colombia Móvil?
4.6       ¿Con qué frecuencia son realizadas las reuniones de su junta directiva?
 
 
5.         PREGUNTAS ASOCIADAS AL COMPORTAMIENTO DE MIC COMO SOCIO DE ETB Y UNE EN COLOMBIA MÓVIL S.A. E.S.P.:
 
5.1       En la integración propuesta hay un tercero involucrado, que es ETB, único socio inicial de EPM en Colombia Móvil. Teniendo en cuenta que es previsible que el tratamiento que en la propuesta en discusión se le está dando a ese tercero podría ser el mismo que reciba EPM a futuro, ¿Se está consultando y respetando a ese tercero?
5.2       ¿No existe un acuerdo de accionistas suscrito exclusivamente entre EPM y ETB, el cual obliga a UNE, en donde existen compromisos formales en cuanto a cómo comportarse en cierto tipo de votaciones al interior de Colombia Móvil? ¿Se conoce ese acuerdo de accionistas? ¿Se está respetando por parte de MIC, EPM y UNE a cabalidad?
5.3       En general, ¿Cuál ha sido la experiencia con MIC como socio controlante?
5.4       ¿Ha cumplido MIC con el compromiso formal asumido en el acuerdo de accionistas de igualar a los socios fundadores (EPM, sustituida por UNE, y ETB) en materia de créditos conferidos por aquellos a Colombia Móvil?
5.5       ¿Cuál ha sido el comportamiento de MIC en cuanto a la evolución y estado actual de las contingencias judiciales negativas y positivas de Colombia Móvil a cargo de los socios fundadores y previstas en el acuerdo de accionistas suscrito?
5.6       En general ¿Ha cumplido MIC el acuerdo de accionistas suscrito con ETB y EPM (sustituido luego por UNE) al momento de su ingreso como accionista de Colombia Móvil?
5.7       ¿Qué ha sucedido con los créditos que le fueron conferidos a Colombia Móvil por parte de los socios fundadores EPM y ETB?
 
 
6.         PREGUNTAS ASOCIADAS A LOS EFECTOS DE LA INTEGRACIÓN PROPUESTA ENTRE UNE Y Colombia Móvil (TIGO):
 
6.1       ¿Quién le agrega valor a quién en esta posible fusión?
6.2       ¿Cómo tiene previsto EPM manejar una posible desinversión futura de MIC en la empresa integrada?
6.3       ¿Ha cuantificado EPM el valor que le representará el asumir frente a MIC las contingencias actuales de todo tipo que representa UNE?
6.4       ¿Ha cuantificado EPM el valor que seguramente le representará el asumir la liquidación de los actuales trabajadores de UNE que MIC determine desvincular?
6.5       ¿Cuánto vale la inversión de EPM en una empresa de la que no se tiene el control? ¿No será que se va a repetir el modelo utilizado en Colombia Móvil, esto es, entregar a un particular, a muy bajo costo, el ahorro de la comunidad acumulado durante 60 años y representado en una inversión importante, so pretexto que no se sabe administrarla bien?
6.6       En caso de producirse la fusión, ¿Cuántos recursos de EPM y UNE quedarían sepultados en la empresa, sometidos a la voluntad de MIC como parte controladora?
6.7   ¿Cómo puede EPM evitar que MIC, parte controladora, retire anticipadamente las utilidades de la nueva empresa por la vía de los gastos y costos operativos?
 
 
7.         PREGUNTAS ASOCIADAS A LA TECNOLOGÍA 4G:
 
7.1       Teniendo en cuenta que ahora se está pensando en hacer alianzas para intervenir en la subasta que próximamente se realizará para asignar nuevo espectro, ¿Debemos concluir que es equivocada la estrategia que determinó la incursión de UNE en la tecnología 4G?
7.2       ¿Por qué requiere UNE participar en otra banda diferente a la que hoy tiene de 2500 MHz? ¿Acaso podría tener dos bandas? ¿Habría que devolver la banda de 2500 MHz que hoy en día se tiene y, de ser así, qué pasaría con el dinero pagado por la licencia y las inversiones realizadas? Conviene recordar la experiencia Wimax, tecnología adquirida a altos costos pero desueta antes de que produjera algún beneficio.
7.3       ¿Qué sucedería con los equipos, infraestructura y clientes que hasta el día de hoy están bajo la red 4G LTE de 2500MHz de UNE? ¿Se darán de baja como en el caso de Wimax?
7.4   ¿En general, cómo ha sido la evolución del plan de negocios para 4G LTE, actualmente en desarrollo? 
 
 
8.         PREGUNTAS ASOCIADAS AL MANEJO FUTURO DE LOS TRABAJADORES DE UNE:
 
8.1       De materializarse la vinculación de MIC como socio estratégico de UNE y conociendo sus antecedentes en Colombia Móvil, en donde propició el retiro masivo de trabajadores, ¿Tiene prevista EPM alguna acción para mitigar los efectos de la segura política de retiro masivo de trabajadores, la cual afectará en forma directa e indirecta a miles de familias con domicilio en Medellín, Antioquia y otras zonas del país?
8.2       En idéntico sentido y teniendo en cuenta el numeral 2.3.4.de la escritura pública mediante al cual se constituyó UNE que a la letra dice: “Sustitución Patronal. En cumplimiento de lo dispuesto en el literal d) del Artículo 2º del Acuerdo 45 de 2005 expedido por el Concejo de Medellín, entre la empresa Escindente EE.PP.M. E.S.P. y la sociedad Beneficiaria operará el fenómeno de la sustitución patronal, de conformidad con las normas aplicables”, nos permitimos preguntar si EPM ha previsto la posibilidad de reintegrar para sí o para otras empresas vinculadas al grupo empresarial parte del recurso humano que sería desvinculado de UNE”.

e

Comentarios (0)

  • Registrese para enviar un nuevo comentario.



  •   Enviar por email:  
      Nombre:
    Email:
    Comentario:
     
Podcast

Bolet�n de Noticias

Suscribase a nuestro bolet�n de noticias.